Histórico triunfo de Jaguares en suelo antioqueño

El conjunto felino rugió fuerte en el Atanasio Girardot. El equipo de Montería vence por primera vez en la historia a un Atlético Nacional, que pecó nuevamente en la zona defensiva y dejó escapar puntos en su casa.

Jaguares jugó por fuera de su cueva. Distinta a la táctica habitualmente usada por los equipos que visitan a Nacional en el Atanasio, el “Felino” salió a buscar al “cazador” en campo ajeno. Aunque  el verde tuvo opciones de gol en remates de media distancia como las de  Alberto Costa  al minuto 8, Brayan Rovira 13 y Diego Braghieri 14’resueltas por  el portero Róbinson Zapata. Y pisando el área con el juvenil Yair Mena al 31  y Jéfferson Duque en el 32 en mano a mano, los del Sinú asustaron.

Jugando desde el medio por Harrison Mojica, ensanchando la cancha con Wilder Guisao y Sergio Romero. Los de Montería descorcharon la defensa verdolaga, en la que se estrenaba Geisson Perea, y donde estrenaron a Aldair Quintana en la Liga BetPLay 2020. Mojica, aparte del tiro libre en el inicio del juego, también realizo un tiro de media distancia  en el minuto 21 y un lanzamiento frontal luego de que Perea perdiera una bola cerca a la portería al 24.

Tras  de la opción de Duque, balón evacuado por Yulián Anchico en la raya, Nacional perdió la pelota y Jaguares se fue a arrasar a su campo. Sin la pelota y con un bloque de tres con Perea, Braghieri y Cristian Blanco, el “siempre verde” pudo obtener más goles. 

Los jugadores Guisao y Romero desperdiciaron una bola que les obsequió Braghieri frente al arco a los 30 minutos. Sebastián Ayala ajustició a Quintana, la esférica dejó duda si pasó o no la raya, Édilson Ariza no convalido nada  todo esto en el minuto 39. El mismo Ayala sumó otras dos en la adición.

Andrés Andrade entró por Mena al 54. Nacional había instalado sus líneas de mitad de cancha hacia arriba. Pero a su fútbol le faltaba luz. Los verdolagas fluctuaban cerca del área pero carecían de certeza para abrir las lianas. Osorio buscó metió toda la carne en el asadero. Déinner Quiñones ingresó por Estéfano Arango.

Jaguares, que en el complemento jugaba más cerca de la boca de su cueva, se aventuró en el ataque tras un saque de banda. La defensa verde despabiló tarde y Guisao, de puntazo hizo el gol que hace tiempo merecía. Quiñones abría la lata pero nadie aparecía en la sala de los juicios para sentenciar. El juego de banda se ahogaba en las orillas.

El “bicampeón de América”, siendo amasijo de ganas y anhelos reprimidos, lanzaba su piel contra los felinos. Con un tiro libre, Andrade la metió junto al punto penal y Braghieri, empataba el compromiso de cabeza. Pero la tribuna fue acallada en segundos. Guisao barrenó la defensa. Jéfferson Cuero levantó y Diomar Díaz, quien había ingresado en este período, la hundió en la red al minuto 86. Jaguares hizo historia. Por primera vez le gana a Nacional.

Deja una respuesta