América ganó a Nacional y parte con ventaja para clasificar a semis de la Liga Femenina

Un gol de Joemar Guarecuco le dio la victoria al campeón en un juego muy disputado. El sábado buscará en el Pascual Guerrero avanzar a la semifinal.

Atlético Nacional sucumbió 0-1 este martes ante un América que leyó bien el partido, aprovechó el error de la portera Katherine Tapia y se apoyó en Catalina Usme, quien inspiró al campeón en el momento más difícil para conseguir golpear primero en la serie, como sucedió la temporada anterior. Mismas sensaciones en el Atanasio Girardot. Déjà vu.

Fueron 90 minutos de carácter y resiliencia para cada bando. Sufrió primero el local con la expulsión de Daniela Tamayo al 9′, una decisión exagerada de la juez ante una falta de la central sobre Gisela Robledo.

Y vino otra acción polémica con una entrada de Estefanía Cartagena sobre Usme, en la que no hubo sanción. Pero sí la recibió Carolina Pineda cuando cortó con falta el avance de María Fernanda Agudelo de cara al gol, lo que significó la tarjeta roja al 23′ para dejar con diez jugadoras a cada equipo.

Ambas escuadras supieron recomponer. En las verdolagas, fue Ana Fisgativa la encargada de cubrir la grieta en defensa, mientras que Usme retrocedió para desde la primera línea generar juego y dar una mano en marca. Su aporte fue determinante, pese al buen primer tiempo que jugó el Verde con presión y combatividad.

Las dirigidas por Andrés Usme mostraron por momentos sus credenciales. Se acercaron con un disparo de Jessica Caro, pero la más insistente fue Robledo. Incluso hizo ver mal a Tapia cuando abandonó los tres palos y quedó en el camino ante la habilidosa atacante, que puso la pelota a desfilar muy cerca de línea, pero nadie llegó para empujarla.

Por el conjunto paisa, Agudelo soltó un remate que complicó a Natalia Giraldo. También buscó el gol en pelota quieta, pero no tuvo fortuna Fisgativa, como sí la tuvo Joemar Guarecuco, quien ya había avisado de cabeza en el arranque del juego.

Ya en tiempo de reposición, la venezolana aprovechó una mala salida de Tapia para enviarla al fondo luego que Jessica Romero soltara la marca (47′). De ese golpe no pudo levantarse el local. Y para el complemento no logró replicar el buen trabajo que había realizado. No sirvió como revulsivo el ingreso de Leysy Pulgarín por Sara Pulecio.

Con una ventaja amplia pudo haberse ido el campeón, pero falló en definición. Lo perdió Farly Caicedo cuando ya las visitantes se habían montado por completo en el partido. Lo envió por encima para darle aire al cuadro de Diego Bedoya, al que no le funcionario los cambios y que no pudo cortar por completo los circuitos del rival porque Usme marcó diferencia con su calidad y experiencia.

También jugó en contra que Robledo exagerara en la individual, animada por los espacios que empezó a entregar el local con su idea de empatar, pero ni con Allison Pahuana en el campo pudo encontrar esa chispa en ataque que mostró en la goleada 5-0 sobre Bucaramanga para clasificar.

Leury Basanta y Wendy Bonilla fueron las escogidas para rematar el juego. Le vinieron bien al partido por su fogosidad y atrevimiento, pero les faltó decidir mejor en la última acción. También pecó Guarecuco en otra situación que no alcanzó a finalizar.

En el cierre del partido hubo preocupación por Usme, al terminar tocada en un balón dividido. Su compromiso con la causa la hizo regresar a la cancha para redondear la presentación, que pudo haber terminado 0-2 pero Manuela González perdió su opción sola frente al arco verdolaga a siete minutos del final.

Y así como sucedió en la Liga Femenina de 2019, América se marchó de Medellín con una victoria 0-1, que espera hacer valer en casa en otro viaje al pasado. El semifinalista se conocerá el próximo sábado cuando escarlatas y verdolagas se midan en el Pascual Guerrero en el choque de vuelta.

Con información de AS Colombia

@latactica1910

Deja una respuesta